Cabinas de pintura automotriz

El propósito de una cabina de pintura automotriz es controlar las condiciones ambientales mientras esté pintando con aerosol un vehículo. No solo protege al mecánico, sino que protege al producto terminado. Los ventiladores de extracción y los sistemas de ventilación especializados se utilizan para eliminar gases químicos, así como partículas de polvo, rocío y otros contaminantes que afectan el trabajo de pintura. Además, el producto también puede regular la temperatura y la humedad dentro del área, lo que permite aplicar la pintura con precisión. Una ventaja de usar uno con tecnología de calefacción es que puede hornear el trabajo de pintura, lo que le permite curar rápida y eficientemente, y así se elimina la posibilidad de daños en la superficie del auto.

Hay una gran variedad de estilos y tamaños de cabinas de aerosol en el mercado, pero la que elija a menudo se reduce al tamaño de su taller y el volumen de autos que planee pintar. Por ejemplo: ¿quiere un modelo de tamaño completo que permanezca activo y listo para su uso 24/7 o que una cabina de pintura inflable se adapte mejor a sus necesidades?

Flujo de aire de flujo cruzado
El flujo de aire es una preocupación primordial a la hora de elegir el mejor modelo para su garaje. Un flujo de aire de flujo cruzado estimula el aire en un extremo de la cabina y luego viaja horizontalmente a través de la cabina que sale a través del extremo opuesto. Por lo general, el aire fluye de adelante hacia atrás, pero algunos diseños permiten un flujo de aire de lado a lado.

Flujo de aire hacia abajo
Otro popular diseño de flujo de aire es hacia abajo en el que el aire se introduce en la parte superior de la cabina, se desplaza hacia abajo y sale por la parte inferior. Típicamente esto se hace a través de un método hacia abajo en el que el aire entra en la parte superior y baja por los lados a la parte inferior.

Elija su tamaño
Un tamaño no se ajusta a todos cuando se trate de cabinas de pintura automotriz. Si planeas pintar un auto entero, entonces un modelo más grande que permita que el auto se conduzca a la unidad; el cierre de la puerta y el trabajo de pintura completado es el que debe elegir. Sin embargo, para aquellos que planeen hacer trabajos de pintura más pequeños, como un guardabarros o una puerta, una unidad de cinco o seis pies hará el trabajo.