Rampas de servicio para automóviles

Las rampas de servicio para automóviles, también conocidas como rampas de remolque, de automóvil o de piso, son dispositivos en los que puedes conducir tu vehículo para levantar las ruedas traseras o delanteras. Están hechas de metal o de plástico de alta resistencia. Usando una de estas rampas para automóviles te permite acceder a la parte inferior de tu vehículo.

¿Cuáles son los beneficios de usar rampas de servicio para automóviles?

Se utilizan cada vez que se desea elevar la parte trasera o delantera del automóvil sin necesidad de utilizar un gato de piso. También se pueden utilizar cuando desees cargar el automóvil en un remolque o en una plataforma para exhibirlo en exposiciones o para transportarlo. Los beneficios asociados a su uso incluyen:

  • Comodidad: se emplea menos tiempo conduciendo el automóvil a una rampa que usando un gato de piso.
  • Seguridad: debido a que no tienen partes móviles, las rampas son muy seguras para operar y usar.
¿Qué debes tener en cuenta al comprar rampas para automóviles?

La simplicidad de manejo de este dispositivo te permite tener muy poco en cuenta si estás planeando comprar un set. Lo primero que debes tener en cuenta es la distancia al piso del carro. La mayoría de las rampas funcionan perfectamente con la mayoría de los automóviles, pero los automóviles que son bajos, incluyendo los de carreras, los exóticos y los deportivos, podrían necesitar rampas más largas y bajas. El otro factor es el peso del vehículo. Se clasifican en función de su capacidad de carga. De este modo, no pondrás un camión pesado en una rampa que solo es capaz de aguantar coches ligeros. La regla general es que debe aguantar más de las tres cuartas partes del peso del automóvil. Esto proporciona un margen de seguridad en caso de que el carro no tenga una distribución perfecta del peso al 50 %.

¿Cuáles son los diferentes tipos de rampas para automóviles?

Se clasifican según el tipo de servicio o tarea que se realiza en el vehículo. A continuación encontrarás una guía para ayudarte a seleccionar la que mejor se adapte a tus necesidades:

  • Cambios de aceite: con este tipo, lo primero que se debe tener en cuenta es la altura, ya que se necesita suficiente espacio para trabajar por debajo y para moverse. El espacio adicional también te protege de las piezas calientes del motor.
  • Vehículos de baja distancia: cuando se trata de automóviles de baja altura, la clave es la longitud. Al dar servicio a estos automóviles, la mejor opción serían las rampas más largas con ángulos menos profundos. Esto reduce el riesgo de dañar la carrocería y los parachoques.
  • Entradas: en algún momento, es posible que debas dar servicio a tu automóvil en la entrada como resultado de un problema imprevisible. Debes tener una rampa con ángulos ajustables para que puedas alinear la rampa y hacer más fácil que las llantas delanteras y traseras entren a la rampa. Una vez que el automóvil esté en su lugar, asegúratea de dejarlo en marcha, así como de aplicar los frenos de estacionamiento.