Pintura de una sola capa para carros

La pintura de una capa para carros te da la fuerza, el color y el brillo que deseas para tu carro con un sistema de brillo directo. Con una sola capa ya estarás listo, lo que te ahorrará cantidad considerable de tiempo. La pintura de una sola capa es perfecta para cualquier proyecto de restauración tradicional que desees llevar a cabo.

¿Cuáles son las características principales de la pintura de una sola copa?

Las pinturas de una sola copa combinan la capa de color y la capa transparente, por lo que se secan hasta obtener un acabado brillante después de una pasada. La mezcla contiene pigmento, un aglutinante y un agente portador. El aglutinante se endurece tan pronto como se expone al aire, de modo que el transportador lo mantiene en forma líquida hasta que el color se aplica al vehículo.

Las pinturas de una capa se pueden realizar en una o dos pasadas. Las de una pasada están listas para rociar y se utilizan para trabajos como el rayado de alfileres, no para pintar todo el vehículo. Las pinturas de dos pasadas, por otro lado, se utilizan para recubrir todo un coche. Necesitan un activador que causa una reacción química para que el líquido se adhiera al metal. Puedes encontrar tipos a base de esmalte o de uretano.

¿Cómo se mezcla la pintura de carros?

Diferentes marcas tienen diferentes métodos de mezcla. Asegúrate de leer las instrucciones detenidamente antes de comenzar la tarea. Usa un recipiente mezclador que tenga lados rectos. Usa un palo mezclador graduado que puedas colocar dentro del recipiente y mide las cantidades adecuadas de endurecedor, color y reductor a medida que los agregues. Remueve bien, utilizando las velocidades y tiempos de agitación recomendados de acuerdo con las instrucciones del fabricante.

¿Cómo se aplica la pintura en aerosol de una sola capa?

Después de haber preparado el carro lijándolo, lavándolo, enmascarándolo y pegándolo con tachuelas, prepara las herramientas y mezcla la pintura. Comienza con los quicios de la puerta y luego sigue hacia el exterior del carro. Tienes que moverte rápido, pero con cuidado. Debes trabajar tan rápido como puedas para mantener un borde húmedo durante todo el proceso. Deberás hacer un mínimo de dos capas. La primera capa debe ser una capa fina. Debe ser fina para evitar que se corra, ya que se seca rápido. La siguiente capa o dos pueden ser más gruesas. Sitúate cerca del vehículo y haz golpes cortos y uniformes con la pistola pulverizadora, con el objetivo de que se superpongan alrededor del 50 % para lograr un acabado suave y uniforme.

¿Se aplica una sola capa metálica de forma diferente?

Para evitar el efecto de rayas de tigre y obtener una capa uniforme, rocía de forma alternada. Comienza con movimientos de lado a lado, y luego haz movimientos de arriba y abajo y, finalmente, movimientos diagonales. Continúa con estos movimientos con cuidado. No obstante, debes moverte lo más rápido posible. Aplica la pintura metálica en dos capas de pintura húmeda media de modo que termines con una ligera capa de neblina para lograr un acabado brillante y uniforme.