Cambiadores y equilibradores de neumáticos automotrices

Un servicio popular proporcionado por la mayoría de las estaciones de servicio es el cambio de ruedas. La forma más fácil de hacer esto es con un cambiador de neumáticos y equilibrador de ruedas. Una máquina de cambiador de neumáticos es precisamente lo que parece; es una unidad que ayuda a los técnicos a desmontar y montar neumáticos en los rines. Si planea realizar el mantenimiento de autos y bicicletas, considere comprar un combo de cambiador de neumáticos de automóviles y motocicletas. Los vehículos comerciales requieren un montaje más grande y más resistente.

Facilidad de uso
Una consideración importante al escoger el equipo para su taller es la facilidad de uso. En la mayoría de los casos, los cambiadores de neumáticos son fáciles de usar y el uso adecuado se puede aprender y enseñar en unas pocas horas. Una función indespensable que debe buscar es la que levanta el neumático para usted. Simplemente, ruede el neumático sobre la máquina, colóquelo en la unidad y presione un botón para elevarlo hasta donde debe estar. Uno de los estilos más populares es una unidad de mesa con una pala. La configuración le da al usuario la fuerza y el poder para hacer el trabajo. Otro estilo popular es el cambiador de neumáticos con abrazadera central que ofrece protección superior del rin, aflojando la moldura con rodillos.

Balance
Una vez que el nuevo neumático se haya puesto sobre la rueda, el producto debe equilibrarse para garantizar la adecuada seguridad de conducción en la carretera. Aquí es donde un equilibrador de ruedas entra en juego. Además de mantenerlo a salvo, tener neumáticos equilibrados reduce el desgaste de los neumáticos, lo que les permite seguir rodando durante más tiempo. Hay signos a tener en cuenta cuando sospeche que las ruedas están desbalanceadas. Puede notar una vibración en el volante o una vibración en el asiento o en el suelo a ciertas velocidades de la carretera. Otra señal de advertencia es un patrón de desgaste en punta o festoneado en uno o más de los neumáticos. Al elegir un equilibrador de ruedas, asegúrese de obtener uno que permita hacer mantenimiento a los neumáticos de mayor tamaño que normalmente se balanceen. Por ejemplo: si trabaja en camiones comerciales, una pequeña unidad de tamaño máximo de rueda de 30 pulgadas no funcionará, pero si solamente ofrece servicio para autos y motocicletas, la máquina más pequeña será suficiente.