Corchos de vino para manualidades

Los corchos de vino se ven bastante en tazones y recipientes decorativos, pero también son perfectos para las artes y manualidades. Desde imanes hasta tableros de corcho, muchos proyectos grandes se pueden hacer con corchos naturales que los artesanos no pueden obtener lo suficiente de ellos. Estos tapones de vino son ligeros, resistentes al calor y al agua, y fáciles de trabajar.

¿Qué tipo de cosas se pueden hacer con corchos de vino?

Puede hacer una amplia variedad de artículos con corchos de vino. Pueden utilizarse para hacer artículos para su cocina como un chapoteo de cocina, perillas de cajón, posavasos, bandejas de servir, imanes de refrigerador, salvamanteles y portavasos. Puede hacer decoraciones de vacaciones como coronas y guirnaldas. Si disfruta de las actividades al aire libre, puede hacer marcadores de plantas de jardín o corchos de pesca. Los corchos de vino también se pueden utilizar para hacer tablones de anuncios, colocar tarjetas, alfombras de baño, marcos de fotos, mini sellos, llaveros y todo tipo de manualidades.

¿Cómo se hace un tablero de corcho de vino?

  1. Seleccione un marco profundo. Si es muy grande, debe reforzar la parte posterior con madera contrachapada para soportar el peso del proyecto terminado.
  2. Organice sus corchos de vino con el patrón deseado antes de empezar a pegar, cortarlos para que quepan. Use pequeños trozos de corcho natural para llenar los espacios en las esquinas.
  3. Use una pistola de pegamento caliente para adherir los corchos de vino a la tablero, una a la vez, aplicando una línea de pegamento en la parte posterior de cada uno.
  4. Cuelgue en la pared y disfrute.

¿Cómo suavizar los corchos de vino?

Cuando se trabaje con corchos, es mejor ablandarlos antes de cortarlos para que no se rompan o se desmoronen. Sumérjalos en un recipiente de agua durante la noche. Esto los hace suaves y flexibles para que pueda cortarlos fácilmente.

¿Por qué el corcho se utiliza como un tapón en botellas de vino?

Los corchos de vino mantienen la botella sellada, pero permiten que pequeñas cantidades de aire fluyan dentro y fuera de la botella. El oxígeno ayuda a desarrollar y profundizar los sabores y aromas del vino.

¿De dónde proviene el corcho?

El corcho proviene de la capa exterior de corteza que crece en los árboles de roble de corcho en el mediterráneo. La mayor parte del suministro mundial de corcho proviene de Portugal, pero también se produce en Italia, España, Argelia y Francia. Los árboles de roble de corcho no se endurecen cuando se corte la corteza, y se pueden cosechar aproximadamente cada 10 años hasta que el árbol tenga 200 años de edad. El corcho vuelve a crecer más suave cada vez. Es un recurso natural que protege el medio ambiente.

¿Por qué el corcho es tan especial?

El corcho es un material natural con propiedades únicas. Es resistente al agua, calor, podredumbre, termitas, bacterias y fuego, y flota en el agua.